martes, 3 de mayo de 2016

El nacimiento de Dystópico

Hoy he creado un nuevo seudónimo para firmar mis trabajos como ilustrador. Elegí el nombre de Dystópico, ya que mis trabajos en adelante van a tratar el tema de la Distopía, que es el termino con el que se conoce a una sociedad en un futuro , donde la humanidad vive en muy malas condiciones debido al agotamiento de los recursos naturales y la decadencia de la especie humana. 

Quise hacer este nuevo seudónimo, para separar mi trabajo como ilustrador y artista en proceso, algo que hago muy a manera de hobby, de mi seudónimo como fotógrafo profesional que es Jaguar Blanco. Sentí que estos dos roles debían estar separados, ya que son dos trabajos completamente distintos, con diferentes fines , y también con una diferente intención y búsqueda estética. Para quienes quieran conocer mi trabajo como fotógrafo , los invito a ver mi portafolio on-line en http://andresvirviescas.wix.com/photojaguar , mi trabajo de ilustración, como Dystópico lo estaré publicando en diferentes sitios donde también les invito a seguirme.

FB : https://www.facebook.com/dystopico/

Deviant art : http://dystopico.deviantart.com/

Patreon : https://www.patreon.com/dystopico

Twitter : @dystopicoart

Aunque llevo algún tiempo retomando el dibujo, es muy poco lo que he publicado on-line, a veces por falta de tiempo y la mayoría por falta de constancia con esto. Espero en adelante dibujar más seguido y publicar más de mis dibujos y escritos.

lunes, 13 de abril de 2015

Tips para ser un mejor Ilustrador

Caperucita roja por Jaguar Blanco.
Ilustración hecha como ejercicio de la historia clásica Caperucita Roja.
En días recientes vi un comentario de alguien que preguntaba : Que debo hacer para ser mejor Ilustrador? Eso me hizo pensar acerca de algunos puntos claves en el proceso de dibujar.

A continuación describo los más importantes a modo personal, por supuesto pueden haber algunos más, me encantaría leer su opinión en la casilla de comentarios al final de este Post. 

Sin más introducción aquí están mis consejos para ser mejor Ilustrador :

1. La práctica hace al maestro.

Dibujar, dibujar y dibujar cada vez más. El mejor consejo es la constancia y la producción. No todos los dibujos deben ser ilustraciones finalizadas. Se puede comenzar con un cuaderno de bocetos , preferiblemente con hojas blancas o sin rayas y un lápiz. Lo importante es practicar, mejorar la linea, practicar la proporción, las sombras, etc. Definitivamente la práctica y la constancia son la mejor manera de alcanzar la maestría en cualquier arte.

Clic acá para conocer algunos de mis bocetos

2.Observación.

Es importante observar más allá que simplemente ver las cosas. Observar es detallar y analizar los detalles de cada cosa. Por ej. como son los arboles, cuales son las formas de sus tallos y ramas, de que colores son y como son sus raíces. También como se comporta la luz sobre las superficies, las expresiones en las personas, las lineas y trazos en los cuadros de los grandes artistas. El lenguaje visual es como el lenguaje escrito, tiene sus letras palabras y figuras…estos son los colores, las formas, la luz, las sombras , las texturas, etc.

3.Buscar y tener referencias.

Aunque muchas veces queremos que nuestras creaciones artísticas sean un arte completamente único , la verdad es que en el discurso visual , así sea el artista más reconocido, siempre se parte de referencias al comenzar. Lo ideal es ver como trabajan los artistas que más admiramos, ver como manejan el color, las lineas, la composición, sus temas. Referenciar no es copiar, sino aprender de los grandes maestros para crear nuestro propio arte. Igualmente quiero aclarar , que aunque es bueno ver y aprender, no es bueno compararse con otros, cada quien tiene su estilo particular que ha construido durante años de esfuerzo y de alimentarse de muchas referencias diferentes. Cada persona es un universo distinto y aunque técnicamente nuestras creaciones no tengan el nivel de detalle de otros artistas, estas son valiosas por si mismas porque parten del interior de cada quien.

4.Ser autocritico y mejorar en cada dibujo.

Es importante, más allá de las opiniones que puedan tener otros, nuestra propia opinión frente a cada trabajo.Y sobre todo ser autocrítico y buscar que puede ser mejorado en cada trabajo que hagamos. Nunca se termina de aprender y siempre se cometen errores, pero es importante ser conciente de esos errores, tener en la mente que resultado es el que queremos alcanzar, y que le hace falta a nuestro trabajo para llegar allí. 

5. Dibujar con amor por lo que se hace.

Este es mi último tip, pero no por eso el menos importante, por el contrario debería ser el principal. Todo dibujo que hagamos debe ser hecho con una pizca de sentimiento por el. La creación artística y la expresión no puede ni debería ser un proceso mecánico, solamente por hacer un producción voluminosa pero sin alma. No importa que sea una fotografía, un dibujo, una canción o una obra de arte, es fundamental realizarlo con un poco de mente, pero también un poco de corazón. Al final , eso se ve reflejado en el resultado final.


viernes, 3 de abril de 2015

El Regreso al Dibujo.

Cuando regreso en mi memoria a mis primeros recuerdos, solo puedo imaginarme con un lápiz en la mano, o una crayola o un pincel. Dibuje en mi infancia, en las paredes, en los cuadernos , en el piso, en las tablas de la cama...durante el colegio, en casi todos mis ratos libres, que en el bachillerato por lo general eran bastantes. No era un niño prodigio ó un artista precoz, simplemente dibujaba. Lo que quería, cuando deseaba hacerlo. Luego vino el paso obligado por el ejercito y la decisión de cuál seria mi futuro profesional. Entre guardias y vigilias tuve también mucho tiempo para pensarlo. Desde Bellas Artes hasta Arquitectura, todas las opciones apuntaban a lo mismo, Yo quería dibujar.

Transcurrió mi carrera en la Universidad Jorge Tadeo Lozano de Bogotá, el programa de Diseño Gráfico entre 1998 y 2004 , tenia mucho dibujo. Dibujo artístico, técnicas de ilustración, figura humana, infantil. Fue una de las épocas más felices de mi vida, no por los amigos o por las farras universitarias, que también recuerdo. Era porque la mayoría del tiempo tenia un lápiz , una plumilla ó un pincel en la mano. Luego vino la revolución digital, ya había ocurrido hace años en EU pero en Colombia no nos habíamos enterado. Y especialmente en la Tadeo todavía se estudiaban técnicas análogas para ocupaciones desaparecidas. Aún veía fotografía en laboratorio, serigrafía, fotomontaje e ilustración con acuarela , al mismo tiempo, un par de semestres detrás venían nuevos chicos con un pensum académico totalmente distinto, adaptado a la revolución que estaba ocurriendo. 
Era la época en que messenger y latinchat eran una novedad, nadie se imaginaba que existiría un facebook ni mucho menos smartphones y tablets. Fuimos la cola de la generación análoga, los últimos educados profesionalmente para desempeñarnos en el siglo pasado. Como un huracán llego la revolución del internet, todas las empresas querían tener su página, y las empresas para producirlas nacían en todas partes, así como ahora las empresas para hacer apps y dentro de poco las que se dediquen a realidad aumentada. Aquellos que nos actualizamos como pudimos en los últimos 2 semestres, (muchas veces por fuera de las clases de diagramación con papel recortado o de animación usando muñequitos de plastilina), solo esos que buscamos cursos de Html y AS primitivos, sobrevivimos laboralmente a la tromba que cambio para siempre el diseño gráfico y la comunicación visual.

Pero que paso con la Ilustración? Para ese tiempo tuve que abandonarla, dedicado al diseño web y la multimedia como Diseñador Gráfico, trabaje para empresas como HP, Autodesk ó Carrefour. Luego dedique mis esfuerzos a la Fotografía, gracias a la cuál trabaje para empresas como Publicar y Maloka en Colombia, y Tropical Pictures, Image Group y Adventure Photos en Republica Dominicana,a bordo de un barco crucero durante 8 meses por el Caribe, y en México respectivamente. Vivi entre estos lugares y Colombia , trabajando siempre, haciendo fotografía, pero siempre llevando conmigo ese recuerdo de infancia cuando solo tenia un lapíz y la luz del atardecer iluminando el cuaderno. 

Durante mucho tiempo quise volver a tomar el lápiz , pero el sacudón que había dejado la llegada de la tromba digital, así como el gran golpe que habíamos recibido al haber sido preparados para un mundo análogo y salir a un mercado laboral completamente distinto en el 2004 , había dejado en mi un miedo al papel en blanco difícil de flanquear. Aunque recorría países y andaba con una cámara en mi mano en lugares como NY , Santo Domingo o México D.F. sin sentir el más mínimo miedo a ser robado, el miedo al papel en blanco era algo oscuro, macabro, esa blancura vacía , esa dimensión donde todo existe pero solo el lápiz puede sacarlo a la vista de los sentidos. Durante años me lanzaba en contra de ese monstruo, sin resultados. Su vacío infinito, su vacuidad inmaculada me repelía dejandome agotado y con una sensación más vacía que el mismo. Siempre guardaba algún cuaderno o libreta en mis viajes, pero ese miedo a la hoja blanca era más fuerte que cualquier cosa. 

Finalmente , el año pasado he logrado vencerlo. 

De nuevo he vuelto a la ilustración, al fin y al cabo eso fue lo que me llevo al diseño gráfico. De nuevo he retomado mi gran pasión desde que era un niño, durante el colegio, durante la U, aquella que fue vapuleada por la llegada de la revolución digital, dejada de lado durante años, llevada como un símbolo en forma de un cuaderno siempre en blanco y un lápiz durante viajes y continentes. 

Hoy ha renacido esa pasión, y ahora no quiero dejarla ir más, porque la amo tanto como a mi mismo.